Sexualización, La exposición temprana y la pornografía: Los impactos perjudiciales en los niños.

Cuando niños de 5 años crean imágenes de temática porno.

Donde quiera que voy escucho historias de los niños que utilizan el lenguaje sexual, los niños que tocan otros niños de manera inapropiada, los niños que juegan “juegos de sexo ” en el patio de la escuela, los niños que solicita favores sexuales, los niños que muestran otros niños la pornografía en sus dispositivos, los niños afligidos por imágenes explícitas que se encontraron mientras googlean un término inocente, los niños expuestos a la pornografía ‘pop ups’ en los sitios que ofrecen sus dibujos animados favoritos o durante la reproducción de juegos en línea.

Los educadores, los grupos de protección de los niños, cuidadores de niños, cuerpos medicos de salud mental y los padres están sufriendo. Todos están luchando para hacer frente a la proliferación de las imágenes hiper-sexualizadas y sus impactos en los más vulnerables; los niños cuya sexualidad está todavía en construcción, niños para los que la pornografía se convierte en una plantilla para la actividad sexual, un “manual de instrucciones” para su uso.

Porno antes del primer beso.

La exposición de pornografía – para los hombres jóvenes, por lo menos – está en el punto de saturación. La investigación ha mostrado algunas tendencias preocupantes relacionados con la exposición inicio más temprano.

Según algunas fuentes;

• La primera edad promedio de exposición a la pornografía es de 11 años.

• Con un 100% de los 15 años de edad los varones y el 80% de los 15 años de edad las mujeres informaron de que han sido expuestos a violenta, degradante pornografía en línea.

Los niños están viendo representaciones violentas de sexo, la tortura, la violación y el incesto porno.

Chicos están teniendo su excitación sexual condicionado por las representaciones de la crueldad extrema, las mujeres que ven ser agredidos por todos los orificios por grupos de hombres. Y todo esto antes de su primera experiencia sexual – incluso su primer beso. 

El difunto profesor emérito Freda Briggs, AO, advirtió que la pornografía en línea puede convertir a los niños en depredadores sexuales de imitación. En su presentación a la Investigación 2016 en el Senado sobre los daños causados a los niños australianos a través del acceso a la pornografía en Internet, señala a los vínculos entre la pornografía, la pedofilia y el abuso sexual infantil.  

El Profesor Briggs citó una letanía angustiante de ataques a niños por parte de sus compañeros de clase, entre ellos un niño de cuatro años de edad, que requiere un acompañante para detenerlo agredir a otros niños en “juegos sexuales” en un jardín de infancia de Australia del Sur, un niño de seis años de edad, quien forzó sexo oral a los niños de jardín de infantes en la escuela y cubbyhouse un grupo de chicos que siguieron una niña de cinco años de edad, en los baños, la sujetaba y orinó en una “lluvia de oro”.

Enseñar a los niños que el sexo es sobre el uso y el abuso 

La Asociación Médica de Australia también se ha pronunciado, con el vicepresidente Stephen Parnis diciendo que el Internet estaba exponiendo a los niños a material sexualmente explícito, que enseñaba que el sexo se trataba de “uso y abuso”.  

“Cada vez hay más niveles de agresión y el daño físico resultante de actos sexuales es cada vez más evidente “, dijo.

La Asociación Psicológica de Australia ha añadido su voz a la creciente preocupación, que describe el “impacto en las expectativas de los jóvenes de sexo, la sexualidad y las relaciones y el aumento de la violencia sexual entre los niños y los jóvenes.” 

Durante la última década, hemos visto una tendencia cada vez mayor de los niños más pequeños que participan en un problema por comportamientos sexuales y de abuso sexual en general, dirigidas a los niños más pequeños – en otras palabras, los niños agreden sexualmente a los niños.

En una presentación al estilo victoriano la Comisión Real sobre la Violencia Familiar, Etheredge y Lemon declararon que:

  • Intrafamiliar (dentro de la familia) violencia sexual entre hermanos es el patrón más común asalto de los niños en tratamiento por un problema del comportamiento sexual.
  • La pornografía en línea se accede regularmente por los niños tratados cada año en Victoria
  • 75% de los niños de 7 a 11 años de edad y el 67% de las niñas de 7 a 11 años de edad en tratamiento informaron sexualización temprana a través de la pornografía en línea.

El acoso sexual y la intimidación, una experiencia cotidiana para las niñas 

Esta exposición da forma y condiciones de las actitudes y comportamientos de los niños que desempeñan en la vida de las niñas sexuales.

Las mujeres jóvenes que encuentro hablan de acoso sexual, la intimidación, las presiones para enviar imágenes sexuales y actos sexuales porno-inspirado. He documentado sus experiencias en el artículo Crecer en Pornland: Chicas hemos tenido con la pornografía acondicionado chicos (que parecían tener un eco, llegando a ser el artículo más leído nunca publicado por ABC Religión y Ética).  

Estamos participando en un asalto sin precedentes contra el desarrollo sexual saludable de los niños.

La proliferación y la globalización de las imágenes y los temas pornográficos hypersexuales hacen la exploración sexual sana casi imposible.  La conquista y la dominación sexual son sin templar por los límites del respeto, la intimidad y la conexión humana auténtica. Los jóvenes no están aprendiendo acerca de la intimidad, la amistad y el amor, sino de la crueldad y la humillación.  

Si somos serios acerca de hacer frente a niveles de epidemia de violencia contra las mujeres, tenemos que hacer frente a los conductores de la violencia.

La pornografía ya no puede ser ignorada como uno de los conductores, por erotismo y la violencia como normalizador ‘atractivo’. 

La educación puede ayudar

Podemos hacerlo mejor que esto. Como profesionales en el campo que trabajan con los niños, usted tiene la pasión y la influencia de ofrecer un contraataque de la educación y la tutoría. Los programas deben esforzarse al menos por lo siguiente:

• Tenemos que ayudar a los jóvenes analizar críticamente los mensajes de porno y ayudarles a entender lo que están viendo no refleja la realidad. •También tenemos que ayudar a darles la posibilidad de navegar su mundo altamente sexual, buscar relaciones basadas en el respeto y la conexión humana auténtica.

El experimento pornográfico en el desarrollo sexual saludable de nuestros hijos debe terminar ahora.

Este artículo fue escrito por Melinda Tankard Reist . Melinda es mejor conocida por su trabajo frente a la sexualización, objetivación, los daños de la pornografía, la explotación sexual, la trata y la violencia contra las mujeres. Co-fundadora del grito colectivo: por un mundo libre de sexploitacion. Melinda es también una embajadora de World Vision Australia, Australia La compasión y la Fundación Elevar. Ella se nombra en quién es el quién de la Mujer de Australia y el mundo que está quién de la mujer.

Www.melindatankardreist.com https://twitter.com/MelTankardReist

See more at:

Australian Childhood Foundation

http://www.childhoodtrauma.org.au/2016/july/melinda-tankard-reist#sthash.JLN7dYax.dpuf

Anuncios

Pedagogía de la crueldad en un mundo de dueños.

La antropóloga argentina Rita Laura Segato llegó al mundo de la violencia contra las mujeres por casualidad. El tema no le interesaba especialmente, pensaba que se trataba de una cuestión privada, una “anomalía histórica” destinada a desaparecer.

Corrían los años 90 y ya enseñaba en la Universidad de Brasilia. La ciudad padecía unos índices de violación desproporcionados y, acompañadas por la Administración, un grupo de académicas feministas se decidió a investigar. Segato fue al grano: quiso hablar directamente con los violadores. Fueron años de entrevistas a presos con su equipo de estudiantes.

-“Nada de lo que digan les va a favorecer en su condena”

Les aclararon en esas conversaciones. Y los violadores hablaron:

 “No entiendo, yo tengo mi mujer, tengo mis novias, el viernes voy con mis amigos al burdel, no entiendo qué pasó ahí”. Decía uno de los testimonios.

-“El mismo violador, preguntado sobre su acto, se mostraba incapaz de entenderlo, era ininteligible para su propia conciencia”cuenta la autora más de dos décadas después. 

De ahí la conclusión de que los crímenes no eran para conseguir algo, no tenían un fin instrumental: “Surge esa idea que me acompaña a Ciudad Juárez y a los crímenes de guerra, que es ver que ahí se está diciendo algo”.

Violencia 

Es jueves por la tarde y, en la librería madrileña Traficantes de Sueños, un público compuesto mayoritariamente por mujeres, donde se oyen diversos acentos, escucha atento a la autora de Las estructuras elementales de la violencia.

Resuenan las últimas violaciones colectivas en Brasil en la cabeza cuando Segato rememora esa primera investigación en Brasilia y narra cómo después comprobó y extendió su hipótesis en Ciudad Juárez. De ahí surgieron dos textos:

* La escritura en el cuerpo de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez: territorio, soberanía y crímenes de segundo estado y

* Las nuevas formas de guerra y los cuerpos de las mujeres.

Confiesa Segato que querría dejar el tema de la violencia atrás, pero la violencia no cesa. “Tenemos que pensar nos desafía por qué a pesar del accionar de las instituciones, la promulgación de leyes, el habernos dotado de un vocabulario, la violencia no tiene fin. No se supera con los clásicos clichés, llamándola crímenes de odio o hablando de morir por el hecho de ser mujeres: el tema no se agota nombrándolo, esto es perjudicial porque se deja de pensar: hemos pasado a repetir burocráticamente conceptos y definiciones, pero no hemos salido del lugar”.

Salir del lugar, volver inteligible lo ininteligible. En las estructuras elementales de la violencia, Segato afirma que las violaciones son medios de expresión, expresan potencia, la expresan ante la víctima, pero sobre todo la expresan frente a los pares: “El mandato de masculinidad obliga al hombre a comprobar, a espectacularizar, a mostrar a los otros hombres para que lo titulen como alguien merecedor de esta posición masculina: necesita exhibir potencia”. Y, al menos en Occidente, matiza la antropóloga, “poder y sexualidad están muy relacionados entre sí”.


La dominación

“No es lo que pensamos, que está un sujeto en la calle y pasa una mujer linda, y se siente estimulado sexualmente, y la testosterona se le salta y se va encima y entonces se da el gusto. Ningún relato de los que conocimos tiene estas características: el placer no está presente, la dominación sí”.

Por eso Segato defiende que hablar de crímenes sexuales desorienta, pues las violaciones son “crímenes por medios sexuales, pero no son crímenes para la sexualidad”.

El acceso sexual es una forma de castigo, de dominación: “No hay placer, sino gozo dominador”. Y es un acto expresivo dirigido a otros, pues “la persona más importante para un hombre es otro hombre, se constata todo el tiempo, todos los días”.

Explorando en la literatura previa sobre el fenómeno, Segato descubrió datos reveladores: las sociedades racistas y consumistas tienen mayores tasas de violación y, cuando son los jóvenes quienes las ejecutan, son también más cruentas, “porque la adquisición de este título de ser capaz de crueldad y traspasar los límites es central en estos grupos”.

Así, Segato inicia una vía que la aleja de lo que considera el gran error del feminismo: centrarse en el eje vertical de la violación, la relación entre victimario y víctima. Una reducción que, en su opinión, responde a un problema mayor: “Haber guetificado todo aquello que nos pasa a las mujeres, pensar que la violencia es un problema de las mujeres cuando nos habla de toda la sociedad. Aceptar la expulsión de todo lo que pasa a las mujeres, que se convierta en un tema minoritario y no entender que ahí hay luz para entender la época, la civilización, la sociedad, la economía e, inclusive, la marcha del capital”.

Adentrándose en esta senda, Segato llegó a Ciudad Juárez en 2004, invitada por activistas mexicanas. Aquello de lo que hablas, le dijeron, encaja totalmente en lo que está pasando en México, donde el mandato de la masculinidad se sufre en los cuerpos de las niñas.

Años después, en Guatemala, le preguntaron cómo enfrentar las formas de violencia “que participan de la desposesión, que son el brazo armado de los procesos de despojo. Una de las formas de detener estas violencias es deconstruir el mandato de masculinidad: el capital no podría cumplir sus objetivos sin ese mandato de otros pares que demandan pruebas de coraje, pruebas que se ejecutan sobre el cuerpo de las mujeres. La masculinidad tiene que ser demostrada, si no es demostrada no existe. Y ése es el problema de la humanidad”.

Ese mecanismo operaría en una guerra difusa, de actores paraestatales, que persiguen el ejercicio del control social, que se extiende desde México, América Central, Colombia, hacia al Sur, según la autora.

La profanación colectiva de los cuerpos es una de sus armas: “Se especializa el discurso de la crueldad, imponer su voluntad y espectacularizar su soberanía jurisdiccional. No son crímenes que puedan estar referidos a la interpersonalidad, no se perpetran como respuesta a un deseo, sino para formar parte de una organización mafiosa. Son crímenes bélicos cuyo escenario es público; crímenes expresivos de mafias que dialogan entre sí”.

Una “pedagogía de la crueldad”, como la conceptualiza la autora, que alcanza el máximo de su eficacia cuando actúa por medios sexuales, supone el “asesinato moral” del sujeto, despojándole de la jurisdicción sobre su propio cuerpo que, también la cultura occidental, designa como cosa, como objeto de despojo y rapiña.

Y responde a un proyecto histórico, defiende Segato: “Para esta fase del capital es indispensable que las personas se vuelvan menos empáticas, que sean menos vinculadas. Que el sufrimiento del cuerpo que tengo al lado no vibre en mí. Que se anule la solidaridad que es consecuencia de la empatía. Nos están entrenando para ser menos empáticos y tolerar el presente”.

Un presente desigual, con una concentración en pocas manos de la propiedad del planeta: “El poder tiene que expresarse por medio de la espectacularidad de la crueldad sobre el cuerpo y el territorio, modo de expresión del control sobre las personas en una fase de dueñidad, de señorío”.

¿Cómo enfrentar las violencias? ¿Cómo truncar el proyecto de dominio que se escribe sobre los cuerpos de las mujeres y desarmar el pacto masculino? “Es indispensable que las mujeres construyan su pacto, formen su cofradía, se muestren también articuladas”, reflexiona Segato, quien celebra iniciativas como el #niunamenos en Argentina, o las movilizaciones de denuncia en Brasil.

Pero no es suficiente: “Tendría­mos que mostrar al hombre su infelicidad, quizás el rédito de la masculinidad sea más ilusorio que real”.

Segato advierte de que “las personas están tan atrapadas en el discurso de la acumulación que no registran el carácter lúgubre de la vida que viven”.

Y concluye que “quienes alertamos del camino sin salida de la acumulación, del productivismo, de la competitividad, de la relación con las cosas por encima de la relación con las personas no hemos sido capaces de crear una retórica de valor para nuestro proyecto histórico. No hemos sido capaces de mostrar que hay cosas más interesantes, hay cosas más festivas, hay cosas más alegres, hay formas menos lúgubres de existir”.

Violaciones colectivas en Brasil

Interrogada por las recientes violaciones colectivas en Brasil, la autora tiene una certeza: “El modelo del pacto masculino se aplica como un guante a las violaciones que han sucedido en Brasil. Esos hombres celebraron el daño sobre esa niña dormida y sangrando, lo viralizaron y luego otros hombres celebraron por internet ese daño, esa capacidad de daño que sería la quintaesencia de la masculinidad –entendida por toda esa gente en ese paradigma de presente–, el ser masculino dueño de dañar, expresando potencia”.

Texto publicado en el Periódico Diagonal.net 

Sobre la violencia hacia las mujeres /

Rita Laura Segato sobre la violencia hacia las mujeres

foto de portada: Jacob García / Cuartoscuro 

Sarah Babiker.

https://desinformemonos.org/pedagogía ideal as cruel dadle pedagogía ideal as cruel dadle pedagogía ideal as cruel dadle pedagogía ideal as cruel dadle pedagogía ideal as cruel dadle pedagogía ideal as cruel dadme/

El padre del terrorista de Niza le describe como un hombre “mentalmente inestable” y sin vínculos religiosos

  • “A veces solía tener crisis nerviosas y lo rompía todo”, reconoce su familia, que reside en Túnez
El padre del terrorista de Niza le describe como un hombre “mentalmente inestable” y sin vínculos religiosos

El padre del terrorista que el jueves sembró el terror en Niza reconoció que su hijo tenía “una grave enfermedad psiquiátrica”, era inestable y a veces violento. En declaraciones a la emisora alemana RTL desde su domicilio en Túnez, Monthir Boulel describe a Mohamed como un individuo inestable, violento y con una enfermedad “grave” (que no ha especificado). 

“A veces solía tener crisis nerviosas y lo rompía todo”

Reconoció Monthir, que también mostró la fotocopia de una receta médica que se remonta a 2004.

A su condición psiquiátrica – según su padre, Mohamed Boulel había estado acudiendo a un psicólogo-se añade una complicada situación conyugal:


“Además tuvo problemas con su mujer y creo que eso se le sumó a la enfermedad”.


La familia de Bouhlel vive en Msakin, cerca de Sousse, una ciudad de Túnez, según le dijo una fuente de seguridad de ese país, quien habló en condición de anonimato, al servicio árabe de la BBC.

Por su parte, el hermano de Bouhlel, Jabeur, ha mostrado su incredulidad ante los trágicos hechos del jueves: “¿Por qué mi hermano haría algo como esto?”, ha declarado a la agencia Reuters. 

“Lo habíamos estado llamando ayer por la noche, pero nunca respondió”.

El terrorista vacío su cuenta bancaria la semana antes del ataque

El autor de la masacre de Niza vació su cuenta bancaria la semana previa al atentado, vendió su coche y declaró su radicalización a su entorno, según señaló una fuente cercana a la investigación citada hoy por el semanario “Le Journal du Dimanche”.

El diario no precisa cuánto dinero tenía el terrorista, un tunecino de 31 años identificado como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, que acabó siendo abatido por la Policía tras haber atropellado a cientos de personas y provocado 84 muertos en el paseo marítimo de la ciudad.

El rotativo local “Nice Matin” indicó en su página web que entre sus últimos movimientos bancarios se incluye una compra en Internet de 24 euros que aparece en su saldo bajo el nombre de “Islam”, pero que no corresponde a la dirección de una página web.

La transacción, según señaló ese diario en su edición digital, fue efectuada el pasado 6 de julio.

Un día después, Lahouaiej Bouhlel, padre de tres niños de 1, 4, 6 años, regularizó su seguro escolar.

Algunos medios de comunicación habían señalado estos últimos días que el terrorista mandó recientemente a su familia en Túnez 240.000 dinares (unos 100.000 euros), pero en su cuenta no hay ningún rastro de ese envío y, según una fuente cercana a la investigación consultada por “Nice Matin”, no llegó a producirse.

Fuente: La Vanguardia.

Barcelona

http://www.lavanguardia.com/internacional/20160717/403285276256/padre-terrorista-niza-problemas-psicologicos.html?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=internacional

‘Bastille Day’, la película que avanzaba el atentado de Niza.

Retiran de las salas francesas este thriller sobre un joven que quiere atentar en el país durante la fiesta nacional.

‘Bastille Day’, la película que avanzaba el atentado de Niza

Cartel de la película ‘Bastille Day’.

La película estadounidense “Bastille Day”, un filme de acción sobre un joven francés que prepara un atentado el 14 de julio, ha sido retirada de la programación de las salas de cine en Francia tras el ataque de Niza el pasado jueves, que dejo 84 muertos.

La cinta, estrenada en 230 salas de Francia el 13 de julio, la víspera del atentado de Niza, ha sido desprogramada “por respeto a las víctimas y sus familias”, explicó un portavoz de la distribuidora Studiocanal, Antoine Banet-Rivet.

La película está dirigida por James Watkins y protagonizada por Idris Elba Richard Madden, con papeles secundarios para Jorge León Martínez o José García, entre otros. Se trata de un “thriller” de coproducción francesa, británica y estadounidense que se centra en la lucha de un agente de la CIA estadounidense enviado a París para desmantelar un atentado en el día de la Fiesta Nacional de Francia. Por si fuera poco, la frase promocional del film es:

“Este año, ellos son los fuegos artificiales”

Esta no es la primera vez que la ficción tiene una fatídica coincidencia con los hechos de actualidad. Tras los atentados del pasado 13 de noviembre en París, en los que murieron 130 personas, también se retiró de la cartelera un largometraje sobre yihadistas en vías de preparar un atentado y que llevaba por título Made in France.

Fuente: La Vanguardia.

París

http://www.lavanguardia.com/internacional/20160717/403279121623/bastille-day-pelicula-atentado-niza.html?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=internacional

“Me hubiera gustado aprender más” : cuando no se tiene la oportunidad de ser niños.                          

FOTO: ELIZABETH RUIZ /CUARTOSCURO.COM

Los niños que trabajan no van a la escuela y no tienen tiempo para jugar. La mayoría no reciben alimentación ni los cuidados que requiere un niño. Se les niega la oportunidad de ser niños.

Datos de la ONU  dicen que más de cien millones de ellos están expuestos a las peores condiciones de trabajo infantil: ambientes peligrosos, esclavitud, trabajo forzoso, actividades ilícitas como el tráfico de drogas y la prostitución. También su participación involuntaria en los conflictos armados.

Muchos hacen trabajo doméstico, remunerado o no, en los hogares de terceras personas.  Sus vidas transcurren ocultas a la mirada de la sociedad y lo habitual es que se encuentren aislados y lejos de sus familias. Su historia es de abuso, vulnerabilidad y explotación

El domingo 12 de junio fue el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Los datos que proporciona Naciones Unidas hablan de casi 215 millones de niños que trabajan en el mundo, muchos de ellos, en tiempo completo.

Aquí un relato de Luis Alberto Barquera*, académico, director de Odisea, A.C., socio de Unicef en Zacatecas y consejero de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM)

Memorias de una niña trabajadora: “me hubiera gustado aprender más”

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil rescato una entrevista que me dio mi querida Paz Lemus, en octubre de 2013, en Zacatecas, Zac., y que convertí en un relato en primera persona para escuchar su voz. Aquí se reúnen los riesgos, la losa del machismo, los efectos de la exclusión y la infancia perdida en la lucha por la sobrevivencia, pero también los sueños de una niña a la que la escuela rescató de las garras del trabajo infantil y le dio autonomía:

En Santiago, Nayarit, donde nací, trabajé desde chiquita. A los ocho años ya vendía flores, fruta, calabacitas, elotes. Mi mamá compraba todo lo que pasaba por ahí y luego lo vendíamos. Una vez compró un camión de sandías. A veces compraba puercos, que luego engordaba para venderlos. Cuando no vendía una cosa vendía otra. También le ayudaba a mis hermanos en el trabajo del campo. Ensartábamos el tabaco en un hilo muy largo para ponerlo a secar. Recogíamos frijol, algodón y maíz, para juntar dinero. Era duro para un niño. Trabajé de dependienta en una casa de abarrotes y de ropa. Otra vez estuve en una casa de chinos, donde ayudaba en lo que se ofrecía. Ahí me pagaban un peso diario; todo lo junté y se lo di a mi mamá para comprarnos una casa. El chino me molestaba y me perseguía todo el tiempo. Me compró un anillo de compromiso con tal de que me dejara atrapar. Sólo paró hasta que su mamá le dijo: “si le haces algo te caso con ella”. Yo tenía 12 años y él 22. Una niña se expone mucho cuando trabaja.

De chiquita mi mamá me metió en la única escuelita que había. Cuando entré no había primaria completa; mucho menos secundaria. Había sólo hasta 4º. Luego pusieron el 5º y el 6º. Ahí terminé la primaria. Volví a estudiar muchos años después. Pude estudiar porque mi mamá me consiguió una beca. Mi mamá era muy activa, le gustaban las fiestas, la política, las reuniones donde se trataba cualquier problema. Le gustaba la vida, conocer a la gente y divertirse. Un día un señor del gobierno le dijo a mi mamá que había unas becas del general Cárdenas para campesinos y que si no le gustaría que su hija tuviera una porque nadie las aprovechaba. Mi mamá corrió a buscarme para decirme: “Mira, Paz, es tu oportunidad de estudiar y de hacer lo que tú quieras”. Y yo pensé que era mi oportunidad de aprender y de salir de ese rancho y de ver otras cosas y de hacer mi vida de otra manera.

Pasé el examen gracias a una maestra que tuve en la primaria. Había dejado la escuela desde los 12 y no me acordaba de nada. Ella me sopló todo el examen. Así pasé la prueba y después estudié enfermería en el internado. Hasta entonces dejé de trabajar, cuando estaba dejando de ser niña. Estudié gracias al empeño de mi mamá. Ella era muy inteligente y sabía que la salida era estudiar. De alguna manera sabía que estudiar te ayuda a hacer tu vida, tus planes y a poder elegir entre más cosas.

Para mi mamá era muy importante que fuéramos a la escuela, pero al que no le importaba eso era a mi papá. A un hermano mío lo arrancó de la puerta de la escuela para llevárselo a trabajar, aunque la maestra le rogó que lo dejara porque era muy listo para el estudio. La verdad es que a mi papá ni lo conocí. Llegaba de noche y se iba temprano. No me quería porque era niña. Tampoco le gustaba que fuera blanca porque él era prieto. Yo era blanca y era mujer, razón por la que nunca me quiso. Nunca me hizo un cariño. No me hablaba. Ni siquiera me tocaba la mano. No me registró porque no quiso, decía que él no tenía niñas, puros hombres. Nunca le dije “papá”. Una vez me pidió que le pasara un cigarro y no lo escuché. Yo estaba jugando con un molinito moliendo tierra cuando sentí el azote. Salí corriendo y me subí a un guamúchil, desde donde me la pasé viendo la corrida de toros. De ahí no me bajé hasta que regresó mi mamá. Luego ella lo corrió y él nunca volvió a la casa. A mi mamá no le gustaba que nos pegaran ni nos maltrataran.

Me hubiera gustado aprender más, mucho más. Quería ser ingeniera. Me gustaba la mecánica. Estudié yo sola en libros que me compré, pero me hizo falta la escuela. No me gustaba la enfermería, pero luego le agarré el gusto. Estudiaba todas las noches hasta aprendérmelo todo. Me encantaba estudiar y jugar beisbol. Era catcher y fui campeona con mi equipo. Amaba a mi equipo y todas nos queríamos mucho.

Ya no regresé a Santiago y me fui a México. Y pude hacer lo que quise. Allá trabajé y me empeñé en que mis hijas estudiaran y fueran felices. Los niños deben dedicar su tiempo a estudiar y a jugar, no a trabajar. Les di lo más que pude, gracias a la enfermería. Y hoy, a los 88 años, en Zacatecas, me doy el gusto de leer todo lo que quiero porque aprender es lo más importante.

FOTO: ELIZABETH RUIZ /CUARTOSCURO.COM

*Texto publicado en La Jornada Zacatecas.
  foto: Elizabeth Ruiz / Cuartoscuro

                                            Redacción Desinformémonos

httpsps://desinformemonos.org/me-hubiera-gustado-aprender-mas-cuando-no-se-tiene-la-oportunidad-de-ser-ninos/